O


Los ritmos latinos más calientes

Abril 24, 2017 Al vacío, junto a Dimante Eléctrico

vidaprimo.com blog

 

La Gran Oscilación, de Diamante Eléctrico, parece recrear el movimiento de un péndulo: desde ‘Después de la espera’, el péndulo se lanza al vacío, inicialmente con mucho ímpetu, hasta que llega a ‘Lamento’, la última canción del álbum, en la que la gravedad finalmente gana, y el péndulo se detiene. 

Cuando las oscilaciones de la presión del aire se convierten en ondas, el oído humano percibe el sonido y es a través del sonido que somos capaces de escuchar música. La oscilación, como movimiento, es siempre una batalla entre un centro y dos extremos. La oscilación logra definir bastante bien a esta banda: una cruzada entre la simplicidad y la fuerza (como lo dijo Galeano), con la que Diamante suele llegar a su público. Grabado de forma análoga, el estilo presente en La Gran Oscilación promete a los oyentes un vaivén vertiginoso, que no podrán dejar de percibir en su música y las letras que la complementan.

El nombre del disco no es fortuito. Cada tema tiene presente, ya sea en su letra o en su composición musical, la presencia de este particular movimiento. Se le alude mencionando constantemente el regreso, la repetición, el recuerdo, la caída y, por supuesto, el vacío. La dualidad es también representada como una oscilación: las canciones están en constante debate entre los contrarios: muerte o resurrección, placer o dolor; morir o comenzar, olvidar o recordar.

Aunque tiene un carácter nostálgico, en La Gran Oscilación, los Diamante Eléctrico no olvidaron, de ningún modo, el sonido que los caracteriza: provocador, sincero, sin máscaras, algo que la grabación análoga potencia por ser, de alguna manera, una elaboración de únicas oportunidades.

Lancémonos al vacío, viendo su video más reciente:

 

Próximo Post Anterior
English version

Comments