Los 10 mejores álbumes latinos del 2018 según Rolling Stone

 

Si 2017 fue el año en que la música en español entró en la corriente principal, 2018 es cuando ostentó su poder de permanencia. En el epicentro del pop latino se puede decir que Puerto Rico, cuyos habitantes emergieron de las consecuencias del huracán María con formidables demostraciones de fuerza y genio, como 'Aura' de Ozuna por ejemplo o una multitud de éxitos de Bad Bunny, o el viral reggaetón 'Te Boté'  y su incesante flujo de remixes. Mientras tanto, desde el otro lado del Atlántico, la cantante y compositora española Rosalía se convirtió en algo omnipresente más allá de Europa con su segundo álbum, 'El Mal Querer', y combinó su incisiva mente pop con la caleidoscópica de J Balvin en su propio disco, 'Vibras'. Sin embargo, mientras que los hitmakers dueños de los charts como Balvin, se vuelven globales, los incondicionales indie como Gepe mantienen su magia cerca de casa. Aquí están los 10 mejores álbumes latinos de Rolling Stone de 2018.

 

  • 10. Javiera Mena, ‘Espejo’​

 

 

El debut de la reina indie de Chile se produjo después de tres álbumes seminales de electro-pop sin adulterar. 'Espejo' terminó con una ligera decepción para su ferviente base de fans algo sorprendente; pero meses después que el impacto inicial disminuyera, es discutible que 'Espejo' sea el álbum más convincente de Mena. Los primeros acordes revelan un álbum con una grandeza y una escala que sus trabajos anteriores, más álbumes de Hi-NRG nunca pudieron alcanzar, y que no pueden ser explicados. El lado A lleva todos los hits, como el puntal 'Dentro de Ti' y el sintetizador tropical 'Intuición'. Pero el lado B es donde 'Espejo' se corta los dientes: 'Aire' es un paisaje sonoro, 'Escalera' es cuatro minutos de ascenso a través de tambores eléctricos, mientras que 'Noche' es una pista clásica de Mena: ferocidad vestida de neón Puma Suedes.

 

  • 9. Zoé, ‘Aztlán'

 

 

Zoé produce más de su imparable maestría en electro rock en su sexto álbum de estudio. Empapados en ondas celestes de cuerdas de guitarra livianas y pop sintetizado, la tensión aumenta a medida que crean tropos evocadores que viajan a través del tiempo y el espacio. A veces audazmente sensual, aunque reacio a otros, 'Venus' representa el esplendor de un romance de otro mundo; mientras que 'Azul' ve a los amantes de las estrellas cruzadas sumergirse en las profundidades de la desesperación. Aunque su composición de canciones está suspendida en algún lugar por encima de la exosfera, ocasionalmente regresarán a la Tierra y emergerán completamente humanos. También recuerdan sus raíces ancestrales en la pista del título, un homenaje a la ciudad perdida de los aztecas. Ya sea en busca de las estrellas o sin rumbo hacia ellas, esta obra magníficamente cinematográfica ve a la banda en su mejor momento.

 

  • 8. Chini and the Technicians, ‘Arriba Es Abajo’

 

 

En otra victoria para el indie rock chileno, Chini and the Technicians y su álbum debut es un conjunto peculiar de canciones de jangle-pop que solo podrían haber sido concebidas por los nerds del arte. Compartiendo espacio con un ukelele, metalófono y sintetizadores, la vocalista y guitarrista Chini Ayarza deambula sin esfuerzo entre la pompa del rock punk, la más encantadora de la manera en que insinúa "Ok!" en 'Espacio' - a suspiros más lejanos de reflexión en 'Niña Glaciar' , En la que ella se lamenta de ser el sol para una chica hecha de hielo. Y al igual que un riff moderno en Alicia en el País de las Maravillas, la temeraria racha de 'Siempreviva' articula acertadamente la paradoja de los veinte y tantos años de crecer más alto cuando ni siquiera puedes mantener vivas tus plantas de interior.

 

  • 7. Anuel AA, ‘Real Hasta La Muerte’

 

 

Anuel AA ayudó al trap latino a obtener uno de sus primeros éxitos importantes cuando apareció en 'La Ocasión' de De La Ghetto en 2016. Pero a medida que el subgénero continuó creciendo en popularidad, ganó miles de millones de reproducciones para artistas como Bad Bunny y Chris Jeday. Anuel AA fue marginado en junio de 2017, fue sentenciado a 30 meses de prisión por posesión de armas de fuego. En el 2018 celebró su lanzamiento con 'Real Hasta la Muerte', que está repleto de trap como: 'Modo De Avión' y 'Brindemos' con Ozuna. Pero Anuel también demuestra impresionantes instintos pop en 'Ella Quiere Beber' con su latido palpitante y melodía, está lista para la radio, mientras que 'Hipócrita', una colaboración de reggaetón con Zion, podría ser fácilmente al lado del dúo Zion y Lennox con un aire similar a 'La Player (Bandolera)'. Mientras Anuel mantiene un pie en el trap, también está mirando hacia la corriente principal del pop latino.

 

  • 6. Aterciopelados, ‘Claroscura’​

 

 

Durante más de 25 años, Aterciopelados ha redefinido la vanguardia de la música alternativa latina. Ellos han sentado las bases para el rock colombiano, han cambiado el curso del rock en español, y en su 'Claroscura', ganador de un Grammy Latino, los dos ostentan su estatus de maestros de cambio de forma. Desde el reguetón de vanguardia hasta el eufórico pueblo andino, su octavo álbum de estudio no es más que un enigma del pop latino. No importa el estilo, las líneas están sobrecargadas de significado: la vocalista Andrea Echeverri impulsa la positividad de un cuerpo igualitario con 'Piernas'; luego en 'Dúo', el punto fuerte del álbum, una carta de amor dolorosamente bella escrita por Echeverri que se maravilla del claroscuro entre ella y su compañero de banda, Héctor Buitrago. 

 

  • 5. Gepe, ‘Folclor Imaginario’

 

 

No es un álbum de covers, pero no un homenaje, el 'Folclor Imaginario' de Gepe se parece más a una conversación apasionada con el trabajo y el legado de la fallecida cantante y etnógrafa chilena Margot Loyola Palacios. Siempre preparado para un experimento pop, Gepe desmonta metódicamente el trabajo de Loyola en una colección abstracta de partes, de la que él y una amplia gama de músicos, incluida la vocalista terrosa, Claudia Mena y el recién llegado Gianluca, forman una serie de géneros, interpretaciones revueltas. Llena de tonos soleados, la canción original de Gepe, 'Joane', ilustra con reverencia la vida y la trágica muerte de Joane Florvil, una inmigrante haitiana quien murió en circunstancias dudosas luego de su encarcelamiento en Chile. Conocer la historia de uno es crucial, sin importar el lugar de nacimiento, para un artista como Gepe, conectar diligentemente los puntos entre el pasado y el presente sienta las bases para un futuro más imaginativo.

 

  • 4. Balún, ‘Prisma Tropical’

 

 

'Prisma Tropical' hizo de Balún, criados en Puerto Rico, una sensación mediática durante la noche, aunque una década más en el proceso de grabación, la banda tardó cuatro años en completar este álbum solo, integrando dos nuevos miembros para refinar el sonido pop de su dormitorio en un arsenal completo. El sencillo principal 'La Nueva Ciudad' es un ejemplo de este pop reforzado: un etéreo sueño fusionado con ritmos panamericano tecnoflorizados. Otras pistas, particularmente los 'Años Atrás', muestran la visión de "dreambow" de la banda, mejor descrita como el sonido de Cocteau Twins colaborando con Luny Tunes. Es una ambición que Balún ya ha dominado, una en la que la fantasía y la intimidad se encuentran con el poder y la cacofonía para crear una maravilla sonora. Esperemos que no tengamos que esperar otros cuatro años para escuchar dónde va su sonido a continuación.

 

  • 3. Ozuna, ‘Aura’

 

 

En un momento en que la ubicuidad musical es un componente esencial del estrellato moderno, Ozuna puede encontrar un hogar en cualquier lugar: reggaetón, cumbia, trap, bachata, dancehall, salsa y lo que sea que haga al estilo Post Malone. Es por eso que él es la única persona que tuvo más éxitos (16) que Bad Bunny el año pasado en la lista de singles latinos, y su debut en 2017, 'Odisea', se convirtió en el número uno más grande de un artista masculino en la lista de álbumes principales de Billboard. Si cantara en inglés, estaría en la portada de todas las revistas de Estados Unidos. 'Odisea' incluyó varios clásicos instatáneos, como 'Se Preparó' y 'Siguelo Bailando'; 'Aura' no tiene problemas para emparejar éstos. Inmediatamente, los oídos se sienten atraídos por 'Besos Mojados', una colaboración con los veteranos RKM & Ken-Y en la que Ken-Y amenaza con superar a Ozuna, e 'Ibiza', que parece ser cada vez más bonita cada vez que se toca. Pero 'Aura' también es un paso más allá del reggaetón y el trap por la cual Ozuna es conocido; Enclavado justo en el centro del álbum está 'Aunque Me Porte Mal', una cumbia maravillosamente fuerte y llena de afirmaciones traviesas de lealtad. 'Coméntale' es un single pop bilingüe; deberías escucharlo en la radio Top 40, aunque no lo harás. Lo mismo podría decirse de la encantadora colaboración de Cardi B, 'La Modelo', que surgió en 2017 pero reaparece aquí; si esta canción hubiera sido lanzada después de 'Invasion of Privacy' de Cardi B, en lugar de antes, habría recibido la recepción que merecía. Con 20 canciones, 'Aura' está más estirado de lo que debe ser, pero con un cantante inventivo como Ozuna a la cabeza, incluso cuando arrastra, nunca pierde su flotabilidad por mucho tiempo.

 

  • 2. Rosalía, ‘El Mal Querer’

 

 

En su segundo álbum, la cantante española Rosalía se atreve a usar la antigua forma del flamenco como un trampolín para la experimentación hipermoderna. Mientras canta líneas firmes y temblorosas acerca de los celos, el arrebatamiento y el tormento romántico, hay versiones de bajos electrónicos listos para el festival en 'Pienso En Tu Mirá' y líneas decadentes de voces alteradas en 'De Aquí No Sales', junto con un motor de limpieza, chirridos de frenos de coches y sirenas chillonas. Unas cuantas canciones más tarde, en 'Di Mi Nombre', un ritmo de aplausos y patadas evoca el éxito de Lumidee 'Never Leave You (Uh Oh)', mientras que 'Bagdad' toca bellamente el clásico de Justin Timberlake 'Cry Me a River'. La premisa es atrevida, tal vez el flamenco no estaba tan lejos de la radio contemporánea R&B como pensábamos, y la fusión es impecable.

 

  • 1. J Balvin, ‘Vibras’

 

 

Si en 2015 'Energía' ayudó a cambiar el rumbo del reggaetón, la obra de J Balvin, 'Vibras', allanó el camino hacia la aclamación general. Parte de un experimento científico, una parte de la plataforma internacionalista, el avance del cantante colombiano encarna al zeitgeist urbano 'Despacito' que toma el pop latino por asalto. Bendecido con un escalofrío camaleónico, Balvin apenas se pinta en un rincón: sus coqueteos con dancehall, Afrobeat y electro-pop se combinan a la perfección en las manos del joven productor Sky 'Rompiendo' y el incondicional reggaetón con Marco 'Tainy' Masís. No importa el género, ni qué tan alto ascienda, la declaración de la misión de Balvin sigue siendo la misma: como señaló en su primer single Top Ten, 'Mi Gente', "Mi música no discrimina a nadie".

 

 

Tambíen te puede interesar: 

Las 20 canciones latinas más influyentes del 2018, según Billboard

Estas fueron las 10 canciones de Trap más populares en el 2018

Comments